PANCRACIO o el Santo del chocolate

Estoy leyendo un libro bastante famosillo en el mundo de la publicidad y el márketing titulado “El libro rojo de las marcas” de Luis Bassat. Y con él estoy aprendiendo cantidad de cosas interesantes sobre lo que tiene o no tiene que hacer una marca para tener éxito. Una de las premisas que repite con frecuencia el autor es el tema de la fidelización, es casi lo más importante, el cómo fidelizar a un cliente. Pues yo que soy bastante fiel a mis “marcas” rara vez las cambio por otras aunque por otra parte me gusta probar todo lo nuevo pero sin llegar a ser infiel del todo, sólo pequeñas aventurillas, hoy he comenzado una nueva relación seria. Ella es PANCRACIO.

PANCRACIO es una marca chocolatera principalmente, con sede en Cádiz desde donde envía a todo el mundo y distribuye en las mejores tiendas gourmet de las mejores ciudades como Londres o París entre otras. Pero no me conquistaron por su chocolate ¡para qué mentir! sino por su “cara bonita”, lo admito, que superficial, pero es que con una gráfica y un packaging así no hay persona humana que se resista. Lo de la belleza interior es cierto también, pero vino después… esa mermelada de frambuesa con pimienta me ha llegado muy adentro mmmmm… (por algo somos golosos con un punto picante;-P).

Pero lo que realmente me ha hecho ser fiel es su trato al cliente. No me voy a extender mucho, pero tenía ganas de probar los productos y decidí comprar algunos de ellos para un regalo (una mermelada de naranja y canela, otra de frambuesa y pimienta rosa y unos exquisitos picos de pan con chocolate) pero pensando en que tendría cierta envidia a la persona regalada (aunque sea mi madre) yo también pedí para mi una mermelada, pero en el paquete no llegó :-(… asi que me puse en contacto con PANCRACIO y en menos de una hora me solucionaron el tema, me enviaron mi mermelada cual Speedy González y un regalo (aunque ya me habían enviado un té Sex on the Beach), unas chocolatinas que reconozco que no he probado aún pero me muero de ganas por hacerlo (estoy esperando la ocasión perfecta) y una nota del puño y letra del mismísimo Pedro Álvarez, padre fundador de la marca. Asi que aquí me teneis, una clienta fiel que además os recomendará a todo bicho viviente;-)

Hilando una cosa con otra, anoche vi una película francesa (confieso que soy una enamorada de Francia y lo francés por ese <<charme>> que me enamora todavía más) relacionada con el chocolate, llamada Tímidos Anónimos que os recomiendo fervientemente. Digamos que he tenido un fin de semana de lo más goloso.

Alba enamorada ♥♥♥

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s